"Si ellos no vienen es menester ir a buscarlos..."
Padre Francisco García Tejero

Biografía del Padre Francisco García Tejero (1825-1909)

1825. 11 de Mayo. Nace en Garray, a siete kilómetros de Soria. Su padre se llama Manuel García y es secretario del Ayuntamiento. Su madre es María Tejero. Recibe el Bautismo a los dos días con el nombre de Francisco de Jerónimo. Al año siguiente recibe la Confirmación.
1828. 10 de Noviembre. Fallece la ma­dre al dar a luz otro hijo. Ante el trabajo del padre, es educado por los abuelos maternos en el cercano pueblo de Tardesillas.
1834. Es llevado por su padre a Fuentes de Andalucía, en donde entra a traba­jar en la tienda de un tío, aun cuando sólo cuenta 9 años.
1843. Se dirige con el Párroco del pueblo. Se inclina por el sacerdocio con la oposición de sus tíos, con los que vive y para los que trabaja. Su obstinación por la carrera eclesiástica va acompañada de intensa piedad. No logran sus familiares desviarle de su ideal.
1846. Septiembre. Llega a Sevilla y comienza a seguir cursos en la Universidad Literaria. Vive de sus ahorros, pero queda pronto en la pobreza. Es atendido generosamente por un sacerdote caritativo, en cuya casa se hospeda.
1849. 6 de Abril. Recibe la Tonsura. Se dirige con el sacerdote Juan de la Carrera, del Oratorio Filipense.
1851. 20 de Septiembre. Recibe la ordenación sacerdotal. Celebra la primera misa el 5 de Octubre. Pronto se integra en la Congregación de los Oratorianos, por influencia de su director.
1854. Incautada la casa de los Oratorianos de Sevilla por la Revolución de O'Donnell y el Gobierno de Espartero, tiene que abandonarla después de vivir en ella tres años. Se instala en La Parroquia de S. Roque, a las afueras de Sevilla. Se dedica a la atención de los marginados y pobres de los Corrales de los suburbios. Recuperada la casa de los Oratorianos, sigue con su apostolado con los pobres. Junta en su entorno otros catequistas y personas compasivas que ayudan con sus recursos.
1859. Comienza a buscar medios de liberar a las muchas prostitutas que pulu­lan por Sevilla y a las muchachas explotadas. Con sus catequistas, prepara un hogar de acogida para las Arrepentidas y lo tiene dispuesto para Julio. El 22 se compromete a vivir en la casa alquilada Rosario Muñoz Ortiz. Aquel día nace el germen de la Congregación de "Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa".
1860. 2 de Febrero. Ante el desánimo de Rosario Muñoz, se integra en el difícil trabajo la joven Dolores Márquez, de holgada posición, que se dirige con el Padre Tejero. Surgen oposiciones en el seno de los Oratorianos ante el tipo de apostolado que él lleva. El Superior, P. José María Alonso, le apoya generosa­mente y la obra continúa.
1864. Se piensa en organizar como Congregación religiosa a varias de las catequistas que se han unido a la M. Dolores. Las va animando a la vida en comunidad. Al mismo tiempo, sigue el apostolado con las muchachas marginadas y acoge en la casa a las que de ellas quieren redimirse.
1865. 3 de Abril. El Cardenal de Sevilla reconoce por Decreto como Congregación diocesana a las "Filipenses Hijas de María Dolorosa". Se solicita el reconocimiento civil en la Corte de Madrid, a donde viaja la M. Dolores para presentar la solicitud oficial.
1868. 19 de Septiembre. Estalla la revolución que destrona a Isabel II. El martes 22 de Septiembre, la Junta constituida en Sevilla se incauta de los edificios de los Jesuitas y de los Oratorianos. El 23 el P. Tejero tiene que salir de Sevilla en un barco, con los otros Oratorianos desterrados, camino de Gibraltar. Enfermo, debe ser desembarcado en Cádiz. Es acogido en la casa de su amigo, el sacerdote Vicente Calvo. Su celo pastoral le decide a regresar clandestinamente a Sevilla en Diciembre, a pesar del peligro de la Revolución triunfante.
1870. Se traslada la Comunidad, ya de 16 religiosas y 50 arrepentidas, al incautado convento de Sta. Isabel, en el Barrio de S. Marcos. El P. Tejero sigue con discretas actividades y trata de pasar en el anonimato. Viaja a Francia para ver en Bayona algunos centros similares al suyo.
1871. 10 de Febrero. Está de nuevo en Sevilla, donde toman el Hábito ocho nuevas religiosas.
1875. Conoce a Mercedes Trullás y Soler, que acude a confesarse en Sta. Isabel, donde el P. Tejero trabaja. Preocupado por la educación religiosa de tantos niños abandonados, la invita a colaborar en su obra de Catequistas.
1878. 8 de Septiembre. Se instala la Madre Mercedes con cinco catequistas, para dar comienzo a una nueva Congregación Religiosa, en la Parroquia de San Lorenzo, con ayuda del Párroco Don Marcelo Spínola, que luego será Arzobispo de la ciudad.  El día 23 de este mes, después del rezo de Vísperas da comienzo la Congregación de Hermanas de la Doctrina Cristiana.
1879. 1 de Octubre. Se inicia el nuevo Colegio, con clases diurnas y nocturnas, recibiéndose pensión de algunas niñas para ayudar a sostener la Obra.
1880. 3 de Abril. El Cardenal Mns. Joaquín Lluch y Garriga, Arzobispo de Sevilla, aprueba las Constituciones de las Hermanas de la Doctrina Cristiana.
1883. Se reagrupan de nuevo los Oratorianos en Sevilla y el P. Tejero es designado Prepósito, cargo que mantendrá hasta la muerte.
1897. 31 de Julio. Se recibe la aprobación de Roma para las "Hijas de María Dolorosa y de S. Felipe Neri". Siguen las actividades pastorales y parroquiales del P. Tejero. Sigue de cerca el desarrollo y fundaciones de las Hermanas.
1900. 17 de Abril. Se aprueba por Real Orden el Instituto de las Hnas. de la Doc­trina Cristiana.
1909. 8 de Diciembre, día de la Inmaculada. Más agotado por la edad, que por la enfermedad, fallece santamente a las 12 de la mañana.