Historia

La Fundación Educativa Doctrina Cristiana fue constituida por la Congregación Misioneras de la Doctrina Cristiana, en Madrid, el 22 de febrero de 2008.

La Congregación nace en 1878, en Sevilla, donde vivían el Padre Francisco García Tejero y la Madre Mercedes Trullás y Soler. La sociedad de su tiempo presenta unas lacras que repercute en las personas, mermándoles e impidiendo que se desarrollen: Minorías que tienen en sus manos el poder; salarios míseros e insuficientes; mendicidad niños abandonados en la calle; delincuencia urbana; prostitución organizada; problemas de vivienda, incrementándose la vida en los “corrales” o patios de vecinos, donde las personas viven hacinadas.

El P. Francisco conoce la vida de los suburbios, de los “corrales”, de la marginación y la pobreza más absoluta: individuos a quienes el trabajo oprime en la más dura esclavitud; seres infortunados y abjectos, envilecidos a sus propios ojos por su lamentable desnudez, que apenas se atreven a salir de su retirado albergue.

Para recorrer los “corrales”, humanizarlos, catequizarlos, anunciarles la Buena Noticia, el P. García Tejero se vale de las Congregaciones de “Catequistas” que él mismo había organizado en 1859 y cuyo fin es “Buscar, Instruir y Santificar a los pobres de Jesucristo”.

En 1868 estalla la Revolución “La gloriosa” y toda esta labor queda paralizada. En 1874 se anima el P. García Tejero a que restaure dichas Congregaciones, pero en estos momentos, se necesita algo más para continuar este trabajo social con el que se encuentra. “La ignorancia humana de los mayores de sus “corrales” con grandes dificultades para aprender la Doctrina Cristiana y comprender su situación humana, matrimonial, etc…”, “Niños abandonados en las calles, que necesitan acogida, hogar, educación y formación para evitar el drama de la delincuencia y la prostitución.” Hay que prevenir e integrar socialmente y para ello utiliza una pedagogía que da cobertura al problema de la pobreza, tanto en su prevención como en la corrección de las consecuencias. Su propuesta:

•Educación integral humana y cristiana.

•Preparación y orientación profesional y, si es posible, colocación.

•Educar a las clases acomodadas para formarlas en la perspectiva de los pobres.

Con estos objetivos surgen las Misioneras de la Doctrina Cristiana, quienes al frente de M. Mercedes Trullás y Soler, mujer de grandes dotes personales, formación e inquietud social, se identifica con esta obra del Padre y lleva hacia delante la Congregación, cuyo Fin es: “Una Misión evangelizadora en cuanto a catequesis, formación integral del hombre llamado en Cristo”.

Compartir